Empiezo comentando que esto es mi mera opinión y nunca estará por encima de cualquier otra. Sin embargo como persona muy relacionada e inmersa en el sector creo que parto desde un punto bastante objetivo y conocedor de la situación.

Últimamente y desde hace ya un tiempo se habla del gran problema que hay en Murcia en cuanto al personal de sala de los establecimientos hosteleros…. Sentemos pues las bases de esta, mi opinión…

En primer lugar hay que decir que la formación tanto de profesionales de sala como de cocina es prácticamente equitativa y solo se puede diferenciar en aspectos concretos y circunstanciales según la persona formadora y formada y el lugar de la formación.

En segundo lugar disponemos de la disparidad de valor que sufre ambos puestos, y que poco o nada de diferentes deberían tener tanto en condiciones laborales como en reconocimiento cultural.

En tercer lugar tenemos la actual demanda de los consumidores, moda que solo valora aspectos realizados por cocina en su gran mayoría.

Así pues basándome en los aspectos mencionados anteriormente me atrevo a decir que el problema actual con el servicio de sala de la Región de Murcia reside en varios factores, pero solamente de una forma residual en el propio profesional de sala, o más comúnmente llamado 'Camarero'. 1º: Esta muy bonito quejarse del servicio de sala cuando tenemos que esperar mucho para que nos atiendan o nos traigan nuestros manjares, pero el problema realmente en este aspecto es del establecimiento o gerencia del mismo por no contratar el número idóneo de camareros para dar un buen servicio. 2º: Otra queja generalizada por el consumidor es la falta de profesionalidad de los camareros que se encuentran en los establecimientos, otro aspecto que depende directamente del establecimiento y/o gerencia del mismo y en parte del propio consumidor…. Por la sencilla razón de que profesionales de la sala, hay muchos y muy buenos, pero también hay que pagarlos por parte del establecimiento, y que quede claro que por parte del consumidor también, ya que estos aspectos también repercuten en el precio de venta de los productos. 3º: Finalizamos las quejas 'tipo' con la típica frase 'Será estúpido el camarero este……' En la mayoría de casos esta frase no termina de ser incierta pero sería muy correcto que reflexionemos sobre este aspecto antes de verter nuestra irá y verborrea agresiva contra los camareros. La media de horas de un camarero son entre 10 y 12 horas diarias durante 6 días a la semana. El camarero soporta gran presión en el trabajo por la gran producción que supone el sector y por el trato impaciente de los clientes. El camarero debe decir siempre que 'SI' a un cliente aunque este venga a cenar 5 minutos antes de cerrar el establecimiento…. Y podríamos seguir durante algunas líneas más….

Le pido a los clientes antes de que valoren a un camarero que observen las condiciones de los mismos, que reflexionen un poco sobre las mismas y que luego empaticen con su situación poniéndose en su lugar…. ¿A alguno de nosotros nos gustaría realizar horas extras sin cobrarlas? ¿Nos gustaría no saber nuestra hora exacta de salida con el consecuente perjuicio sobre nuestra conciliación familiar? ¿Nos gustaría trabajar con un nivel de estrés catalogado como alto o muy alto?